Nunca está de más saber cómo actuar ante los pequeños accidentes que pueden ocurrir en vacaciones. Quemaduras, picaduras de insectos, heridas, contusiones … situaciones que podemos solucionar si contamos con unos conocimientos básicos de primeros auxilios y un botiquín de viaje adecuada.
Lo primero a tener en cuenta es el lugar elegido para tus vacaciones. Si se tratara de un país exótico, además de las vacunas exigidas y recomendadas, debes considerar posibles afecciones derivadas de los cambios del clima, la alimentación, etc.
Pero aunque no te vayas tan lejos, viajando en familia o con amigos, en el campo o en la playa, tu botiquín no puede ser igual a la que tienes a tu residencia habitual.

farmaciola viatge

Para ir bien preparados
Si viajamos con niños es necesario que preparemos un botiquín bien equipado para contribuir a que el viaje sea más cómodo en caso de que la tengamos que necesitar.
Antes de iniciar un viaje tenemos que hacer, ante todo, una lista de todas las cosas que quizá necesitaremos y debemos incluir la medicación que el niño suele tomar habitualmente cuando se encuentra mal.
No debemos olvidar la tarjeta de la seguridad social o del seguro médico y en caso de que viajamos con bebés, tendremos que llevar siempre el libro donde están anotadas las vacunas y el teléfono del pediatra.
El botiquín de viaje debe ser simple y práctico y debe tener medicamentos que sabemos dosificar según la edad y el peso de los niños.
No olvide guardar el botiquín en un lugar donde los niños no puedan acceder, y lejos del calor, la luz o la humedad. Los medicamentos deben guardarse en su envase original, para tener a mano el prospecto y la fecha de caducidad.

¿Qué necesitamos?

Material:
-Compresas de gasa estéril
-Ventas de gasa
-Algodónfarmaciola viatge
-Esparadrapo, tiritas y «Steri-streep»
-Termómetro
-Pinzas de punta fina y tijeras con la punta redonda
-Toallas húmedas para la higiene de cara y manos
-Medicación y sustancias preventivas:
-Para la desinfección de heridas: jabón líquido, suero fisiológico, agua oxigenada y alcohol de 70º.
-Protector solar
-Repelente de mosquitos
-Pomada especial para aliviar las picaduras de insectos y alergias
-Pomada antibiótica por si se infectan las picaduras de los insectos
-Gasas para las quemaduras
-Medicación para la fiebre y el dolor: paracetamol, ibuprofeno, aspirina infantil
-Medicación por los vómitos y las diarreas: sobres de re-hidratación oral
-Medicación para no marearse
-Suero fisiológico y colirio antibiótico para la conjuntivitis
-Para el dolor de oído gotas para calmar ese dolor

El destino de nuestras vacaciones es importante a la hora de preparar el botiquín.
Quizás vamos a una ciudad donde hay farmacias a poca distancia y se puede acceder a un médico con facilidad, o un pequeño pueblo donde el servicio es más limitado o quizás vamos a un país donde las barreras culturales e idiomáticas pueden dificultar el acceso a los medicamentos. Si tenemos que viajar a países concretos que exigen vacunas o tratamientos previos habrá que informar con antelación a los centros de vacunación internacional y tomar las medidas oportunas para no sufrir el riesgo de coger enfermedades como el paludismo o la fiebre amarilla.
Además deberíamos añadir en el botiquín productos para desinfectar el agua.

Es importante avisar al farmacéutico de las condiciones higiénico-sanitarias de nuestro Lugar de destino, un viaje de Trabajo, una estancia temporal o unas vacaciones. Recuerde siempre que el diseño de nuestro botiquín debe ser premeditado y variable en función de:
-Destino
-Duración del viaje
-Altitud y Condiciones Ambientales (Humedad, polen, calor, …)
-Estancia (Tiempo Que Vamos a Permanecer)
-Tipo de Viaje (complejo, camping, urbano, rural, Guía Programada)
-Personas que realizan el viaje (Niños, Personas mayores, enfermos, embarazadas, …)

En definitiva, con un completo botiquín y con nociones básicas de primeros auxilios, podrás solucionar de forma rápida y eficaz pequeños incidentes, evitando que cualquier problema de salud pueda acabar con la diversión.

farmaciola viatge