En éste post hablaremos de uno de los mayores problemas y preocupaciones que afecta a gran parte de las mujeres, como lo es la celulitis.

¿Qué es la celulitis?

La Celulitis es una enfermedad del tejido subcutáneo y afecta a más de un 90% de mujeres en mayor o menor medida. El trastorno suele estar asociado a un exceso de peso aun que no tiene porqué ya que también se da en mujeres delgadas, pero no tanto como en las que pasan aunque sea un poco de su peso ideal.
La celulitis es la grasa que se sitúa debajo de la piel. No pone en riesgo la salud de la persona, pero es considerada un problema estético que deriva en no querer ponerse minifalda, shorts o bañador ya que la piel aparenta hoyuelos o piel de naranja que podemos apreciar principalmente en los muslos, caderas glúteos y abdomen.

¿Cómo se forma la Celulitis?

La Celulitis se forma por deficiencias de la circulación y activación hormonal, la genética y el ritmo de vida sedentario, son un factor importante.
Es más común que se forme en zonas donde se acumulan más depósitos de grasa y es el resultado de un desnivel en ese tejido graso debajo de la superficie de la piel.

¿Cuántas clases de Celulitis hay?

Hay diferentes niveles de severidad y a continuación os explicamos sus características.
Celulitis General: Se presenta con mucha frecuencia en mujeres obesas y con hábitos alimenticios desordenados. Se inicia al finalizar la niñez y entrar a la etapa de la pubertad y se va haciendo más dañina con los años, causando evidentes e importantes cambios estéticos en el abdomen, caderas, nalgas, en los muslos y en las piernas.
Celulitis Localizada: Presenta dolores intensos. Por esta razón, es más complicada. Aparece en el abdomen, las nalgas, la parte inferior de la espalda, parte interior de los brazos, los tobillos y en la piel acumulada abajo de las axilas. Se presenta en jóvenes de 16 a 20 años. También hasta los 35 años, presenta síndrome de piernas cansadas.
Celulitis Blanda: Se presenta en mujeres entre 30 y 40 años que pasan de una vida activa a una sedentaria, que no realizan habitualmente actividad física. También su se han sometido a numerosas dietas a lo largo de su vida. Se aloja en abdomen, brazos, glúteos y espalda.
La piel se presenta floja, blanda, flácida y de aspecto gelatinoso, se hunde ante la más mínima presión de la zona y a simple vista se ve la piel de naranja. También causa una fatiga permanente y una debilidad, que puede desembocar en otros trastornos como: insomnio, nerviosismo, mareos, así como varices, varicosidades o edemas.
Celulitis Dura: Se da en mujeres jóvenes y deportistas, debido a que sus tejidos son firmes y están bien tonificados por el ejercicio. Esta celulitis tiene consistencia compacta y al apretar la piel con los dedos adquiere una consistencia granulosa.
Está causada por una mala alimentación y mala oxigenación de la piel (falta de buena irrigación). Presenta hoyuelos en la piel, aparece en la cara interna de las rodillas y en la cara externa de los muslos donde forma las antiestéticas cartucheras. Suele aparecer normalmente en la adolescencia y más vale poner remedio porque sino lo más seguro es que permanezca durante toda su vida.
La celulitis edematosa: Se da en mujeres de todas las edades, pero más frecuente en adolescentes y jóvenes entre 20 y 30 años. Esta variante es una de las más problemáticas y se localiza en muslos y rodillas. En este caso la parte más afectada es la parte inferior de las rodillas que se ensancha y adquiere la forma de columna, en muchos casos viene acompañado por calambres y varices debido a la insuficiencia venosa y linfática que produce. Este tipo de celulitis es dolorosa, tiene una consistencia más rugosa al tacto que las anteriores y la piel presenta apariencia de las dos anteriores. Se caracteriza por alta retención de líquidos y las personas se hinchan y engordan.

¿Qué puede suceder si se descuida la Celulitis?

No podemos esperar a la desaparición milagrosa, ya que cuando aparece, lo hace con afán de permanencia y con el tiempo irá evolucionando hasta adquirir unas proporciones desconcertantes.

¿Celulitis y varices es algo normal?

Si aparece la Celulitis y las Varices juntas, se trata de una deficiencia venosa, por eso la celulitis puede complicar un trastorno varicoso y viceversa.
Cuando se tienen Varices, la circulación de retorno es lenta y los productos de desecho se acumulan con más rapidez y se eliminan de modo que al formarse productos de desecho se dificulta la microcirculación en células y tejidos, agravándose la celulitis.
Para mantener las piernas en buen estado hay que conseguir una excelente circulación sanguínea.
celulitis2

Síntomas de la aparición de la celulitis

  • Pesadez en los miembros inferiores por la acumulación de líquidos (edema) y productos de desecho
  • Calambres
  • Edemas en tobillos
  • Varices
  • Pies fríos
  • Hematomas espontáneos

Causas que pueden desencadenar en celulitis:

  • Factor genético o hereditario: Los antecedentes familiares de padecer obesidad y celulitis favorecen su aparición.
  • Falta de ejercicio o sedentarismo: La falta de actividad física empeora la situación.
  • Una alimentación inadecuada: Una dieta excesiva en calorías da lugar a un aumento de peso de las células grasas, así se empeora aún más el proceso celulítico.
    Se debe tener en cuenta la relación existente entre la sal y la celulitis. El exceso de sodio en la dieta produce edema o retención de líquidos y esto empeora más todo.
  • Alcohol y tabaco: Dan más cantidad de toxinas incorporadas al organismo. El alcohol impide una correcta depuración del material de desecho y el cigarrillo dificulta una correcta circulación sanguínea.
  • Ingesta de agua: Si no se bebe de litro y medio a dos de agua no facilitarás la eliminación de toxinas y con ello reducir el edema.
  • Estrés: Las tensiones acumuladas dificultan la circulación.
  • Utilizar vestimenta inapropiada: Ropa ajustada o tacones altos empeoran la circulación y el retorno venosos generando más edema.
  • Permanecer mucho tiempo de pie: Dificulta la circulación y provoca la aparición de varices.
  • Factores hormonales: Altos niveles de estrógenos da lugar a edema o retención de líquidos. La pubertad, embarazo, menopausia, síndrome premenstrual, uso de píldoras anticonceptivas son situaciones donde las hormonas sufren algún desorden. Los trastornos circulatorios: Impiden una adecuada eliminación de toxinas.

¿Cómo evitar la celulitis?

La celulitis debe ser tratada desde el principio de su aparición ya que puede terminar deformando los miembros inferiores de las personas que la padecen.
Evitar:

  • Vida sedentaria
  • Tabaco y alcohol
  • Bebidas gaseosas
  • Hidratos de carbono
  • Fritura
  • Sal
  • Azúcares
  • Grasas saturadas
  • Evitar utilizar prendas ceñidas al cuerpo
  • Estrés

Recomendado:

  • Dieta rica en fibra
  • Dieta equilibrada
  • Hacer 5 comidas al día si es posible
  • Realizar ejercicio de forma regular (caminar, nadar,bailar…)
  • Beber 2 l de agua al día para eliminar toxinas
  • Comer alimentos diuréticos (esparrago, melón, melocotón…)
  • Dormir las horas adecuadas
  • Aplicar crema anticelulítica todos los días desde abajo del pecho hasta el tobillo, para activar la circulación
  • Tomar drenantes naturales
  • Tomar complejos vitamínicos

Tratamientos Corporales Profesionales Anticelulíticos

Independientemente de cuáles sean las causas de la celulitis no hay productos, tratamientos ni medicamentos milagrosos que permitan hacerla desaparecer completamente al 100%. Algunos tratamientos permiten reducir temporalmente la visibilidad de la celulitis.
Si tienes poca celulitis y la quieres disimular un poco sin hacer ningún tratamiento utiliza autobronceador o rayos UVA porque la celulitis tiende a verse menos cuando la piel está bronceada.
Los primeros pasos a seguir para combatirla sería dejar de lado en tu vida todo aquello que pueda agravarla (ver post anterior a este) y antes de ir a los tratamientos profesionales combatirla con una vida sana.

Combatir la celulitis con deporte

Practicar una actividad muscular ayuda a combatir el efecto piel de naranja ya que se refuerzan los músculos profundos y superficiales y se mejora la circulación sanguínea.
Algunos de los que puedes practicar para combatir la celulitis son:

  • Aerobic
  • Running
  • Zumba
  • Pilates
  • Cardio
  • Electrofitness
  • Yoga
  • Caminar
  • Subir escaleras
  • Nadar

Los complementos alimenticios

Para tener una ayuda extra a todo lo anterior estaría bien combinarlo con una ayuda extra y natural

  • Comprimidos, cápsulas o infusiones: Sus activos son también efectivas técnicas para terminar con las grasas acumuladas.
  • Drenantes: Eliminan los residuos y desatascan los tejidos.
  • Quemadores de grasas: Encargados de activar la combustión y la evacuación de las grasas.
  • Tratamientos mecánicos:

  • Cremas: Emplean activos drenantes para luchar contra la retención de líquidos y desatascar los tejidos, quemar grasas (cafeína) y alisar la piel. Son de triple acción:
  • – Limitan la hinchazón
    – Reducen el número y el volumen de los adipocitos – Mejoran el aspecto cutáneo.
    Lo ideal es aplicarlas dando un masaje alternando movimientos de drenaje y de rodillo, siempre de arriba abajo.

  • Productos anticelulíticos: Cremas y geles para evitar y tratar una vez presente, la celulitis, según el grado de afección que tenga la paciente, será el éxito que se obtenga con estos productos. Un buen tratamiento anticelulítico debe actuar sobre la microcirculación sanguínea, sobre el metabolismo de los ácidos grasos y sobre la permeabilidad capilar.
  • Extractos vegetales de origen marino: Utilizados para lograr disminuir el contenido de las grasas dentro de los adipocitos.
  • Flavonoides: Reducen la permeabilidad capilar y además refuerzan la resistencia de los capilares, evitando así la formación de los edemas.
  • Masajes y cepillados: La textura de la piel puede mejorar con masajes o cepillados periódicos. Puedes aplicarte un masaje utilizando las manos o algún aparato eléctrico especialmente diseñado para ello. También puedes utilizar cepillos para el cuerpo. Úsalos sin mojar la piel, antes del baño o la ducha. Cepíllate siempre hacia el corazón y nunca lo hagas si tienes la piel muy seca, dañada o quemada por el sol.

Tratamientos en centros de estética y médico quirúrgicos:

  • Mesoterapia
  • Cavitación
  • Exudación con algas
  • Infiltraciones homeopáticas
  • Liposucción
  • Ozonoterapia
  • Electrolipolisis
  • Carboxiterapia
  • Terapia con laser
  • Drenaje linfático
  • Presoterapia

Por último, la curiosidad del porque la celulitis afecta más a mujeres que a hombres.

¿Por qué afecta la celulitis más a las mujeres que a los hombres?

La celulitis es un trastorno que afecta en mayor medida a mujeres que a hombres. Se debe a que el contenido graso de los tejidos no es igual en unos que en otros. En las mujeres la grasa se almacena de forma dispersa en vientre, caderas y muslos mientras que en los hombres la grasa se fija en la zona del abdomen.
Por otra parte, la celulitis también es un fenómeno de origen hormonal muy ligado a los niveles de estrógenos (hormonas femeninas). Otra de las causas que influye es la propia distribución de las células grasas en unos y en otros.