1126721_14097745

 

La homeopatía es un método terapéutico o sistema de medicina alternativa que aplica el principio de similitud: una sustancia administrada en dosis elevadas a una persona sana, causa los síntomas de una enfermedad y cura síntomas similares administrada en pequeñas dosis en personas enfermas.

Aunque no existen explicaciones científicas a sus resultados, su eficacia clínica esta avalada por numerosas publicaciones de todo el mundo.

Pongamos un ejemplo de su funcionamiento con la cebolla Allium cepa: cuando se pela una cebolla aparecen unos signos muy característicos como el lagrimeo, picor, estornudos y goteo nasal transparente. Sin embargo, preparada según el método de fabricación homeopático, la cebolla alivia estos mismos síntomas.

 

Principales ventajas de la Homeopatía:

  1. Son medicamentos eficaces.
  2. Tratamientos personalizados: se considera no sólo la enfermedad, sino el enfermo en su totalidad.
  3. Se aplica en infinidad de campos médicos: pediatría, dermatología, medicina general, ginecología, alergología, medicina del deporte, veterinaria, ansiedad, etc. Además, los medicamentos homeopáticos se utilizan cada vez con más frecuencia para mejorar la calidad de vida del paciente dentro de los cuidados paliativos de enfermedades graves como el cáncer o el sida.
  4. También se utiliza para tratamientos preoperatorios y postoperatorios.
  5. Compatibilidad con otros medicamentos: en su gran mayoría, los medicamentos homeopáticos no interaccionan con los medicamentos convencionales, por lo que se pueden tomar a la vez sin efectos secundarios.
  6. Sinergia con otros métodos terapéuticos: acupuntura, nutrición, fisioterapia, etc…
  7. Medicamentos muy bien tolerados: por eso se recomienda frecuentemente a mujeres embarazadas o en período de lactancia, a niños, ancianos y a las demás personas de riesgo.

1418156_17896306

 

¿Cómo responde la homeopatía?

Los medicamentos homeopáticos funcionan rápidamente sobre todo en patologías agudas o síntomas leves como la tos, dolor de garganta, catarros… Cuando las enfermedades son crónicas (como asma, las alergias, la migraña, las dermatitis,…) el tratamiento es más prolongado.

 

Críticas de posturas detractoras.

En la preparación de estos medicamentos, se utilizan unas diluciones tan elevadas (en pequeñas dosis) que no quedan trazas de molécula del producto activo. Paradójicamente, se atribuyen a tales diluciones la respuesta terapéutica más fuerte, es decir, son las causantes de la eficacia del medicamento.

En este punto es dónde nacen o se justifican las críticas de los detractores a este tipo de terapia. Sin embargo, hay que tener en cuenta que estamos hablando de una terapia personalizada, lo que significa que pacientes que presentan una misma patología no están sometidos a una misma prescripción médica. En este mismo sentido, se ha tachado la homeopatía de “respuesta placebo”, pero sus resultados han demostrado su eficacia en niños y animales, quienes no entienden de dicho efecto.

538382_57057734

Sea como sea, la homeopatía es una alternativa a la medicina convencional, que puede ayudar a ciertos pacientes o enfermedades, siendo incluso un perfecto complemento a la medicina tradicional. Seguramente, valga la pena intentarlo.

 

By Maite Turró