La tila es una planta, extraída de los tilos o árbol de la tila. Su uso se hace con el fruto en forma de flor.
La infusión de tila o también llamada tilo es una de las más populares que existen a la hora de intentar calmar los nervios y disminuir estados de ansiedad.
Es muy usada en infusión por el hecho de contar con una gran cantidad de propiedades medicinales, aunque sus efectos dependen de la persona que la consuma.

Función:

Las principales funciones de esta infusión se relacionan con beneficios relajantes.

Propiedades:

Estos son los casos en los que te puede resultar muy beneficioso.

  • Insomnio y otros trastornos del sueño: La tila es una planta hipnótica, produce ese conocido efecto sedante e inductor del sueño. Es recomendable tomar una taza antes de dormir porque te ayudará a conciliar el sueño y, en el caso de que tengas mucha ansiedad.
  • Tos: Es antitusiva, debido a que calma las mucosas respiratorias cuando tienes tos.
  • Asma: Debido a que el la flor de tila es antiespasmódica, tiene un efecto relajante sobre el músculo liso bronquial.
  • Dolor de cabeza: Al ser relajante también es un buen remedio natural para las cefaleas provocadas por tensiones y contracturas. La tila es un buen analgésico. Se pueden consumir unas 2 tazas diarias.
  • Nervios y ansiedad: El poder sedante de la tila la ha convertido en uno de los remedios más populares para calmar los nervios y lograr relajarte en momentos de ansiedad. tomar cada día 2 ó 3 tazas de tila después de comer y cenar.
  • Dolor estomacal: Por otro lado, cabe destacar la propiedad antiespasmódica de la tila que ayuda a relajar los músculos de los órganos internos. De esta forma, se puede tomar tila después de comer en caso de indigestión, cólicos, úlceras gástricas, dolores por espasmos, etc.
  • Alivia los cólicos menstruales: Trata las irregularidades de la menstruación. Para aliviar los cólicos podrás tomar dos tazas cada día después de desayunar.
  • Alivia el reumatismo: Previene las inflamaciones y, por este motivo, es ideal contra el reumatismo. Para lograr este efecto necesitarás tomar 2 ó 3 tazas cada día, una de ellas en ayunas y las otras después de comer y cenar.
  • Disminuye el ácido úrico: Necesitarás tomar 2 ó 3 tazas cada día, aproximadamente veinte minutos después de haber comido o cenado. Además de la tila, también ayudará añadir más vegetales a tu alimentación.
  • Diurético: La tila es también un diurético natural, es decir, ayuda a eliminar los líquidos sobrantes del organismo y evitar así su acumulación. Además de seguir una dieta sana y beber mucha agua a diario, puedes combinar la tila con alguna otra de las mejores infusiones para la retención de líquidos.
  • Alivia el dolor: Si tienes dolores musculares e hinchazón podrás beneficiarte de las propiedades anti-inflamatorias de la tila. Para estos casos puedes tomar 2 ó 3 tazas diarias.
  • Hace llevar mejor los resfriados: La tila ayuda a sudar y a curar infecciones. Serán muy eficaces 2 tazas diarias, aunque tampoco podemos olvidar los beneficios de tomar 2 litros de agua cada día.
  • Propiedades diaforéticas: Debido a su contenido en flavonoides, que actúan sobre las glándulas sudoríparas, aumenta la sudoración. Esto puede aprovecharse para tratamientos de reumatismo, enfermedades respiratorias, etc. puesto que se eliminarán toxinas también a través del sudor, y no solo por la orina.

Además de todas estas utilidades, sus propiedades sedantes se pueden aprovechar en uso externo agregando al agua del baño una cucharada de flores secas y nos ayudará a relajarnos.

Forma de administración:

La infusión se hace incorporando una cucharada de flores en agua hirviendo; se deja reposar cinco minutos y se toma después de colarla.
Dosis recomendada:

Con respecto a la cantidad recomendada de té de tila que puedes consumir al día es de 2 gramos de la planta por 150 ml de agua, tomando cada 12 horas (dos veces al día), preparada en infusión de manera tradicional, a partir de sus hojas y flores

tila2

Precauciones:

Sus efectos variarán en función de cada persona. Hay gente a la que la tila les pone nerviosos, eso tiene una explicación.
Como cualquier bebida o alimento puede generar un efecto contrario dependiendo de la persona consumidora del mismo.
Puede incluso a superar el insomnio que generan el café y la Coca-Cola, pero no por razones científicas como las que preceden a estas dos bebidas, la cafeína, sino más bien por una cuestión del sistema nervioso.
Por significado y por las hierbas con las que se consigue, la tila está pensada para ayudar a relajar al sistema nervioso, reduciendo la ansiedad, el pánico y el cólera. Mejora el control de la hipertensión, agente de exaltación en muchas ocasiones, y cualquier situación de estrés.
Ahora sí, es muy importante medir la cantidad recomendada y por tanto no superarla. E igual de imprescindible es saber a qué hora del día conviene tomarla. Porque justo aquí entran en juego sus dotes menos habilidosas.
Se recomienda como máximo dos infusiones de tila al día, dejando para la noche las que tengan una variedad mayor de hierbas más allá de la tila o tisana.
Su motivo es que puede llegar a anular a la persona en su actividad diaria al provocar un exaltado cansancio que termine por convertirse en todo lo contrario: insomnio.

También porque sometemos al cuerpo a una dosis diaria de un relajante muscular que, cuando se prescinde de su uso, el cuerpo genera un efecto contrario al no tener ese asistente personal en su forma de controlar los nervios.
La tila es una de las infusiones que más adicción crea por sus importantes beneficios y si su ingesta es muy asidua, pero genera dependencia. Eso sí, nada alarmante y sin contraindicaciones serias.
Otra de las causas que pueden llevar a pensar que la tila pone nervioso es porque no permite la concentración (en algunos momentos) o, directamente, no deja dormir.

Contraindicaciones:

No se recomienda usar como remedio en personas que tengan dolores de estómago o leves molestias. Esta planta al contener una gran dosis de mucílagos puede acentuar considerablemente los problemas estomacales. Y, por consiguiente, provocar un tenue malestar general que haga que se active el sistema nervioso.

No consumir en caso de:

  • Obstrucción esofágica
  • Oclusión y obstrucción intestinal
  • Íleo paralítico
  • Estenosis del tracto digestivo
  • Dolor abdominal de origen desconocido

Aun así, cabe destacar que la tila puede generar contraindicaciones a las personas con problemas del corazón, así como tampoco se recomienda su consumo a embarazadas, por la falta de estudios que garanticen la seguridad.
Se debe evitar un consumo excesivo.