Ahora que viene el buen tiempo y nos encanta tomar el sol, os damos unos consejos que os ayudarán a cuidar la piel y saber que protector solar es el más adecuado para ti.

–    Evitar la exposición solar entre las 12h y las 16h.
–    Cubrirse con ropa de algodón, sombrero y gafas de sol.
–    Aplicar protector solar en las zonas delicadas: orejas, labios, cuello, calva…
–    Evitar exponer directamente al sol bebés menores de un año.
–    Alimentación rica en frutas y verduras y moderar el consumo de carne.
–    Beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día.

¿Ya eliges bien tu fotoprotector?
Los fotoprotectores no anulan totalmente los efectos de la radiación ultravioleta sino que proporcionan un aumento del tiempo de tolerancia al sol. El  fotoprotector se debe aplicar 30 minutos antes de la exposición solar. Después de cada baño o cada 2 horas debes renovar la aplicación, incluso aunque sea “water resistant”. Los lunares deben protegerse igual que el resto de la piel, ni más ni menos. No por usar una protección solar alta no nos pondremos morenos. No dejarse engañar por los días nublados, ya que seguimos recibiendo radiación ultravioleta del sol, por lo que debemos protegernos también en esos días.

Diferencias entre rayos UVA y rayos UVB
–    Rayos UVA: Causan un impacto más negativo sobre la piel a medio o largo plazo,  ya que penetran profundamente en las capas de la piel. Causan arrugas, resequedad y manchas.
–    Rayos UVB: Causan impacto inmediato sobre la piel, por ejemplo quemaduras.

d
También tenemos los nutricosméticos solares que son complementos alimenticios los cuales nos ayudan a protegernos la piel del sol desde el interior. Están compuestos por vitamina C, E, betacaroteno y selenio. Éstos nos ayudan a llegar a las capas más profundas de la piel, a las zonas a las que las cremas que utilizamos  a diario no pueden, porque lo haces desde dentro.

Ayudan a mantener el bronceado durante más tiempo, a broncearse más rápido y además el color será más dorado y luminoso. Deben tomarse como mínimo con 15 días de antelación pero aunque ya hayas empezado a tomar el sol, notarás la diferencia a las pocas semanas. Se venden sin receta en farmacias, parafarmacias o herbolarios, aunque, como todo, es conveniente consultar al médico antes de tomarlas, porque por ejemplo, no se recomienda el consumo a mujeres embarazadas, en periodo de lactancia o personas que estén realizando algún tipo de dieta. Los complementos nutricionales para el sol no sustituyen la crema solar.

piel