Los posos o restos de café son aquellos residuos que quedan dentro de la cafetera después de poner a cocer el café, estos residuos solamente podrás obtenerlos si eres de los que compran los granos molidos del café o abriendo las cápsulas de café de cafetera, ya que si compras café instantáneo no habrá forma de poder encontrarle residuos una vez preparado.

 

Muchas veces como no sabemos qué hacer con los posos del café los tiramos directamente a la basura, pero esos posos son muy útiles para darles una segunda vida tal y como os explicaré a continuación. Donde más podemos sacarles partido es en el jardín y por ello será la parte más extensa de éste artículo.

Es muy importante que los posos de café antes de usarlos sobre todo si los vamos a ir acumulando , los vayamos dejando en un sitio extendidos para que se vayan secando y de esta manera no se estropeen ni pudran .

 

1. Jardín

 Seguro que sabes que las abuelas utilizaban los posos de café para las plantas, con la intención de que se vieran mucho más bonitas. Los abonos tienen como misión añadir nutrientes a la tierra, con la intención de que las plantas los puedan aprovechar después.

Una de las mejores opciones y la más utilizada es realizar abono con los posos de café. Su popularidad se debe a que es rico en nutrientes que mejoran el sustrato y por tanto mantienen la salud de las plantas.

Los posos de café para las plantas, utilizados indiscriminadamente, es un error, ya que no son ideales para todos los suelos.

Sin duda, los posos de café consiguen mejorar el suelo y aportar esponjosidad, pero también tienen una particularidad, añaden acidez al suelo. Si nuestro suelo ya es ácido, y utilizamos los posos de café como abono casero, estaremos añadiendo mayor acidez y tal vez nuestras plantas lo sufran por que no sea el suelo adecuado.

Cuando el suelo es ácido en exceso, podemos comprobar como las hojas de nuestras plantas se van resecando poco a poco, especialmente en los bordes y en las puntas.

Una forma de utilizar los posos de café como abono para las plantas sin correr el riesgo de provocar un daño irreversible, es añadirlo al montón de compost, en ese caso algunos peligros quedan neutralizados y conseguimos mejorar el compost. Al igual que pasa si lo aplicamos directamente al suelo, en ciertas cantidad consigue aportar esa esponjosidad al compost, y eso facilita el crecimiento radicular de las plantas.

Como nota final, es mejor no abusar del café como abono natural en nuestras plantas, no superando las dos cucharadas soperas por maceta.

 

Formas de utilizar los posos de café en el jardín:

–      Como repelente para plagas

Para sacar provecho de los posos de café para eliminar las pestes del jardín, lo único que tienes que hacer es espolvorear el poso del café alrededor de las plantas que tienen plagas, esto las protegerá para que las plagas destructivas no se acerquen al tallo de tu planta.

Este remedio tiene efecto en las hormigas, caracoles, babosas de jardín y mosquitos.

Parece que su olor y la acidez no les resultan demasiado agradables, y para conseguir mantener estos insectos a raya sólo tenemos que espolvorear unos posos de café alrededor del tronco de nuestras plantas.

No todos los insectos serán repelidos por los posos del café y con el tiempo su eficacia disminuirá. Si lo que tenemos instalado en nuestro jardín o huerto es una plaga, creo que la efectividad será baja, pienso que estos remedios son más preventivos que curativos.

En caso de problemas con las hormigas, simplemente se espolvorea el café usado ya seco por las zonas donde transitan las hormigas, esto ya es suficiente para que estas se alejen del sitio.

  • Poderoso abono

Muchas veces algunos abonos que compramos en las tiendas de agricultura, logran alimentar con nutrientes a una planta, pero pueden también ser muy fuertes con el ambiente o incluso con la tierra, además que si no tienes cuidado en la cantidad de abono químico que le aplicas a la planta puedes terminar haciéndole daño.

  • Para cuidar el jardín

Los posos o restos de café sirven como excelente abono especialmente para las siguientes plantas: Azaleas, rododendros, camelias, hortensias, rosas, arándanos, tomates, aguacates, árboles de hoja perenne y algunos árboles frutales, así mismo para plantas que necesiten de abonos ácidos.

Para mejores resultados puedes mezclar hojas secas de color café con los posos de café para obtener una mezcla suave, ya que las hojas secas servirán como un leve neutralizador contra la acidez del poso de café, que además le aportaran a tus plantas nitrógeno, un poco de magnesio y potasio.

Solo toma en cuenta que si lo que estas necesitando es encontrar un abono para mejorar las floraciones o la fructificación de tus plantas, entonces tendrás que agregar a los posos de café, hojas secas y cal o ceniza de madera ya que así le estarás dando a tus plantas además de los nutrientes antes mencionados, una buena dosis de fósforo y calcio que es lo que se necesita para plantas frutales y mejorar las floraciones de tus plantas.

  • Darle energía a las zanahorias

Si bien ya mencionamos que los posos de café como abono para plantas de frutas no son tan efectivos a menos que lo mezcles con otros ingredientes. Funciona muy bien añadir posos de café si estas cuidando tu siembra de zanahorias.

Pero para que este abono sea efectivo es necesario que antes de sembrar las semillas de zanahoria se mezclen con algunos posos de café, luego lo siembras y tus zanahorias crecerán con muchas energías y por si fuera poco con este método, las plagas lo pensaran dos veces antes de querer acercase a tu planta.

  • Cultivar setas y hongos

Los posos del café son un excelente substrato para el cultivo de setas y hongos.

  • Mejorar esponjosidad al compost

Siempre debemos usarlo con relativa medida, no nos excedamos y de repente echemos una barbaridad de café, aun así siempre podemos compensarlo con cascaras de huevo que además nos añade calcio al huerto

  • Alimento Para Lombrices

Ya que aumenta su reproducción.

  • En animales se puede utilizar para las pulgas

Frotar los posos de café húmedo a través de la piel de su mascota después del baño para quitarle las pulgas. También evita el clásico olor de los perros al mojarse.

  • Mantener a los gatos fuera de su jardín

Puedes esparcir una mezcla de café y cáscaras de naranja y de limón por las partes del jardín que quieres que tu gato no visite. A los gatos no les gustan estos olores y tus plantas agradecerán no ser destrozadas por tu mascota.

Como hacer un fertilizante:

Para hacer un fertilizante se mezclan 250g de posos de café en cinco galones de agua, se deja reposar al aire libre y se usa como fertilizante líquido.

 

pososcafe2

 

2. Velas aromáticas

El aroma especiado y estimulante del café lo convierte en el aromatizador de ambientes perfecto.
Si sabes cómo realizar velas entonces este uso te será mucho más útil, ya que para salir de lo común puedes hacer velas con posos de café en el fondo, para esto necesitaras todos los ingredientes que se utilizan para la realización de velas caseras y de dos a tres cucharadas de posos de café secos.
Una manera de hacer una vela casera con olor a café es la siguiente: En un cartón de leche vacío, limpio y seco se echa un poco de cera de vela (parafina) líquida antes de que se seque y endurezca por completo se le agregan los posos de café. Se termina de llenar el cartón con parafina líquida, se le pone una mecha y se deja secar hasta que se endurezca. Cuando se endurece por completo se rompe el cartón y queda la vela.

 

3. Contra malos olores

– Neutraliza malos olores

Los posos de café tienen la propiedad de absorber los malos olores, pero para esto es importante que dejes secar tus posos de café después de sacarlos de la cafetera.
Una vez seco, el café se puede usar como desodorante en armarios y en el frigorífico, ya que absorbe olores. Además quita el mal olor de las manos, por ejemplo olores que quedan algunas veces al manipular ajos, cebollas, etc..
– Para la nevera
Coloca los posos ya secos en un cuenco cerca de los alimentos problemáticos, como pueden ser quesos, pescado o cebolla; el aroma que liberen, los posos neutralizarán cualquier olor de manera natural. Además, puedes utilizar este mismo consejo en la despensa y se mantendrá como nueva.

– Para las manos
Si has estado cocinando con cebolla, ajo o cualquier otra comida de olor fuerte, para quitar el olor de las manos, puedes lavártelas con posos de café.
Coger un puñado de café usado en las manos, frotarlo por toda la mano y enjuagar con agua tibia.

– Para el coche
Otra manera de usar el café para quitar malos olores es echar los posos de café en una bolsita de tela limpia, se cierra bien para que no se salga el café, se le pone una cinta y se ata al espejo retrovisor del coche.

– Para los armarios
El mismo procedimiento que para el coche pero con el fin de colocarlo en el armario.

 

4. Limpieza del hogar

– Menaje de cocina
Los posos del café pueden ayudarte a desengrasar ollas y sartenes con mayor facilidad que limpiándolas solo con tu detergente habitual. Frota los utensilios con ambos productos y verás cómo la suciedad desaparece con más facilidad.

– Eficaz desatascador
Es abrasivo contra la grasa y limpia los desagües. Sin  embargo, para grandes atascos de cañerías no sirve.

– Absorber los olores de los desagües
Para evitar ese desagradable olor que a veces sale de los desagües hay una solución muy sencilla. Calienta agua (medio litro aproximadamente) y llévala a punto de ebullición. Vierte 1/2 taza de desechos de café y a continuación el agua. Los efectos durarán una semana aproximadamente.

– Limpiador de chimeneas
Las personas que tienen chimeneas ya sabrán lo difícil que es limpiarlas y deshacerse de los malos olores que a veces se albergan en ellas, para ayudarte un poco a limpiarlas, puedes espolvorear posos de café secos sobre las cenizas de las chimeneas para luego limpiarlas.
Esto te ayudara ya que evitará que se levanten molestas y dañinas nubes de humo y polvo que pueden causar alergias y enfermedades respiratorias, lo mejor de todo es que al estar en contacto con tu chimenea por un rato, ayudara a absorber los malos olores a quemado dentro de ella.

– Limpiador multiuso
El café es ligeramente abrasivo y ácido, lo que lo hace ideal para el lavado de superficies como encimeras, cocinas y neveras. Úsalos solos o mezcla los restos de café con un poco de jabón para lavar platos y a fregar.

5. Mejora el aspecto de tus muebles

Si tienes muebles de madera que hayan sufrido arañazos ¡No temas!

– Tratamiento para los muebles arañados
Se pueden reparar los arañazos en los muebles si son de madera oscura o como repelente de polvo.
Mezcla los posos de café con aceite de lino y aplícalo en los muebles que lo necesiten. Retira el excedente sin rascar y repite habitualmente para mantener su color natural.

– Abrillantador de muebles
Como abrillantador de madera barnizada basta con hacer un café con los posos y pasarlo con un trapo cuando este frio saca brillo y recoge el polvo como vimos antes en el apartado de la chimenea. También se puede hacer una pasta para rellenar pequeños arañazos de la madera.

6. Higiene y belleza

Según estudios se ha encontrado que él café contiene muchos nutrientes para embellecer el cabello y la piel, sobre todo porque contiene hasta más de 500 veces más capacidades antioxidantes que la vitamina C.
Así podemos aprovechar esas propiedades en embellecerla piel y el cabello.

– Jabones
Con los restos de café se pueden elaborar jabones, que sobretodo, eliminan los olores persistentes.

– Exfoliante facial y corporal
Los posos de café pueden llegar a ser el mejor ingrediente para realizar tu propio exfoliante corporal, el cual te ayudara a deshacerte de las células muertas de tu piel. Te dejará una piel nueva y brillante, mientras que también nutre con sus antioxidantes. Te puedes dar un masaje con el café sobre la piel húmeda usando movimientos circulares
Para realizar tu exfoliante, solo necesitaras un recipiente donde deberás colocar un poquito de aceite de coco o de oliva (media cucharada de aceite de oliva y, opcionalmente, una gota de su aceite esencial favorito) y agregar el fondo de café que tengas, una cucharada de café molido (puede ser café usado y seco, pero se recomendaría café nuevo en este caso), lo mezclas muy bien y lo tapas.  ¡Ya lo tendrás listo para usarlo cuando te bañes!

– Tratamiento de spa para tonificar y suavizar la piel
Para hacer un tratamiento de vendas al estilo spa, se mezclan los posos de café con aceite de almendras hasta formar una pasta. Se pone una cortina de baño sobre la cama. Se pone la pasta sobre las zonas que se desean tratar y se cubre con una toalla húmeda. Cuando se han cubierto todas las zonas te envuelves en la cortina de baño y te relajas por unos 20 minutos. Para terminar, te bañas con agua caliente.

– Rejuvenecedor facial
Gracias a sus altos poderes antioxidantes, puedes crear una mascarilla que le brinde luminosidad y juventud a tu rostro, para esto solo necesitaras dos cucharaditas de posos de café, una cucharadita de leche entera y un poquito de miel, lo mezclas todo muy bien hasta que se integre a la perfección y procedes a masajear la mezcla sobre tu rostro.

– Exfoliante nutritivo y suavizante para la cara
Puedes agregarle los posos de café a tu crema limpiadora favorita y lavarte la cara como de costumbre. No te frotes muy fuerte porque podrías dañar la piel. Trata de que los posos de café sean finos, si son muy gruesos puedes triturarlos con la parte de abajo de un vaso limpio.

– Excelente remedio contra la celulitis
Para activar la circulación sanguínea y evitar la aparición de celulitis. Esto sucede gracias a la cafeína que activa la circulación.
La celulitis puede surgir por diferentes causas que van desde una mala predisposición genética, en sedentarismo, el tabaquismo e incluso por una mala alimentación, pero puede controlarse rápidamente si usas un exfoliante de café molido para la celulitis.
Lo único que tienes que hacer para comenzar a ver los resultados es en un recipiente poner un poco de agua caliente y agregarle los posos de café que tengas, lo mezclas bien y lo aplicas por lo menos dos veces a la semana durante tu baño matutino, masajeando pacientemente en las áreas donde tienes la celulitis, los resultados podrán ser evidentes rápidamente sobre todo si los masajes duran por lo menos unos 10 minutos, luego puedes retirarlos con agua fría.

– Bronceador casero
Cuando se va acercando el buen tiempo y quieres estar bronceado, puedes utilizar los posos del café para restregarlo por el cuerpo suavemente cuando te duchas. Se te quedara una piel doradita.  Con los posos del té negro se consigue el mismo efecto.

– Para el cuidado de los pies
Agrega los posos de café a una palangana con agua calientita y mete los pies por unos 15 minutos. También puedes frotarte los pies con los posos de café para suavizar la piel y eliminar células muertas. Este remedio no sólo es un energizante sino también te ayudará a controlar la sudoración y el mal olor de los pies.
Posos de café para el cabello:

– Estimular el cuero cabelludo
Echa los posos de café en una o dos tazas de agua caliente. Déjalo reposar por 15 minutos. Lo cuelas y echas el líquido en una botellita con atomizador. Durante el día te rocías las raíces del cabello con la infusión. El café estimula el cuero cabelludo por lo que el cabello te crecerá más rápido. Puedes guardarlo en la nevera. El café puede oscurecer el cabello por lo que no se recomienda este remedio para personas de cabello claro.
– Para tener un cabello suave y brillante
El café es con frecuencia recomendado como un tratamiento sencillo y natural para lograr un pelo extra-brillante. Hacer una o dos tazas de café fuerte y ponerlo a enfriar. Usarlo después de lavar el pelo como de costumbre ponerlo en el enjuague final dejándolo en el cabello por 20
minutos. Eliminar con agua y poner acondicionador si se desea. Este tratamiento se hace una vez a la semana para obtener mejores resultados.
Otra manera de usar los posos de café para el cabello es a la hora de lavarte el cabello. Antes de echarte el champú, lávate el cabello con los posos de café. El café eliminará todo el residuo que dejan los productos comerciales y dará como resultado un cabello suave y brillante.

– Aportarle nutrientes a tu cabello
Para darle a tu cabello los nutrientes de los que es poseedor el café, solo necesitas tomar un puñado de posos de café con una mano, mientras que te estas bañando, masajeas todo el poso en tu cuero cabelludo y por tu cabello para eliminar las impurezas y darle brillo al cabello, luego enjuagas tu cabello y lo lavas como de costumbre.
Esto deberás hacerlo por lo menos dos veces a la semana sobre todo si tienes el cabello tinturado o dañado con productos químicos.

7. Tinte natural en telas, papeles e incluso en el cabello

Los pigmentos naturales del café tienen un gran poder y se pueden usar para teñir tela, papel e incluso el cabello. Basta con remojar un tiempo la tela o el papel en un poco de café podemos recalentar café viejo o usar los posos para hacer un nuevo café con este fin, para el pelo el mismo procedimiento que en el caso anterior para el brillo.

– Crea un efecto vintage en telas o papeles
Se pueden hacer pergaminos envejecidos con café: Con ésta técnica se pueden prepar tarjetas, papel de regalo o cartas o, si lo prefieres, prueba tiñendo tus telas con este colorante natural. ¡Atrévete a personalizar tus creaciones al más puro estilo vintage!
Si eres de esas personas a las que les gusta entregar regalos personalizados, les gusta entregar cartas y hacerlas a propia mano, entonces puede ayudarte mucho saber que sumergir una hoja de papel dentro de un poquito de café te ayudara a darle a tu papel una apariencia dorada como de aquellos que se utilizaban en la antigüedad.
Esto puede servirte tanto para trabajos escolares y puedes ayudarte con una esponja remojada en los posos de café para pasarla sobre el papel en las áreas que quieras hacer lucir como antiguas.

– Para guardar los alfileres y agujas
Puestos con las manualidades…   Se dejan secar los posos de café y se envuelven en una tela coqueta. Se cose de manera que quede como una almohadita. Se usa para guardar los alfileres y las agujas. Cómo hacer un costurero

– Relleno para decorar en floreros
Granos de café rancio o sucio siguen siendo muy bonitos. Utilizarlos como rellenos en floreros, tazas o jarras mezclar con otros materiales, de esta forma podemos hacer un elemento decorativo y un ambientador al mismo tiempo.

8. El café en la cocina

– Aromatiza tus mejores platos
En este caso, nos referimos a los restos, a los posos, no al café líquido. Aprovecha los posos de tu café para darle chispa a tus platos y disfruta del toque tostado y aromático que les aportará. Perfecto para marinar carnes, aromatizar guisos y platos de cuchara y enriquecer tus postres y pasteles como bizcochos y galletas, postres con chocolate…

9. Recicla también tus cápsulas

Para los que usen cafeteras de cápsulas… No sólo puedes darle una segunda vida a los posos de tu café, sino que también puedes dársela a tus cápsulas.
Podrás hacer diversas cosas con ellas…  juegos de mesa, mini macetas, imanes para la nevera, lámparas, pendientes… ¡diviértete y recicla!

10. Cuidar el planeta y ahorrar dinero

Antes de tirar los posos de café a la basura, se pueden  buscar otros usos.  Reciclar café es un pequeño gesto ecológico y así entre todos cuidamos el planeta.

Si te sabes otros usos no dudes en comentárnoslo bajo el hastag #farmaciayanguela o  dejarlo como comentario en el enlace al post en nuestras redes sociales.
pososcafe1